El entrenador del Shanghai SIPG, André Villas-Boas, culpó al Guangzhou Evergrande de generar accidentes falsos en avenidas para retrasar su arribo a un estadio.

Villas-Boas acusa a Guangzhou Evergrande de causar bloqueos para impedir su llegada

SHANGHAI, China.- El técnico portugués del Shanghai SIPG chino, André Villas-Boas, acusó al Guangzhou Evergrande de haber organizado una serie de falsos accidentes de tráfico con el fin de retrasar la llegada de su equipo al Tianhe Stadium, el martes en Cantón.
 
"Llegábamos en autobús para el partido. Los mismos dos coches tuvieron tres accidentes delante de nosotros", declaró el entrenador luso después de la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Asia, en la que su equipo logró la clasificación (4-0 en la ida, 1-5 en la vuelta, 5-4 en los penales).
 
 
"Es un gran éxito para el SIPG, porque parecía que un solo club debe dominar el fútbol en Asia, permitiéndose cualquier método para lograrlo. Ellos bloquean hoteles o provocan accidentes delante de nosotros", lanzó Villas-Boas.
 
Un video colgado en internet demuestra que la ruta del autobús que transportaba al Shanghai SIPG, fue bloqueada hasta en cinco ocasiones por dos o tres coches, que se detuvieron delante del autobús por posibles accidentes, sin que en las imágenes se aprecie claramente ninguna colisión entre los vehículos.
 
Después del partido de ida en Shanghái, el técnico brasileño Luiz Felipe Scolari, se quejó por la elevada temperatura del vestuario de su equipo, que según sus palabras era propia de "una sauna".
 
El Shanghai SIPG se medirá ahora en su primera semifinal de la 'Champions' de Asia a un club japonés, el Kawasaki Frontale o el Urawa Reds.
 

Tags: